Noticias

 

El Ayuntamiento de Galdames ha procedido al cierre de la plaza del barrio de La Aceña tras los incidentes y problemas de tráfico del pasado fin de semana con motivo de la aglomeración masiva de gente que acudió al área recreativa de Atxuriaga, situada junto a este barrio de Galdames.

Esta medida se alargará mientras dure el estado de alarma en nuestro territorio con el fin de que se limite el paso a la plaza únicamente a los vecinos y vecinas para evitar el tránsito de vehículos.

Para ello, el consistorio ha instalado vallas disuasorias y ha colocado carteles en los que se especifica que durante la crisis sanitaria la plaza estará cerrada excepto para vecinos y vecinas. Una vez que se vuelva a la normalidad y tras una reunión con vecinos y vecinas del barrio, se procederá a la instalación de bolardos en el acceso por el puente a La Aceña para restringir la zona de aparcamiento a un uso exclusivo de vecinos/as.

Por su parte, quienes estos próximos días acudan al área recreativa de Atxuriaga, de competencia foral, deberán cumplir la normativa que Diputación Foral de Bizkaia ha establecido para todos los parques del territorio. Entre ellas, cabe destacar que está prohibido circular con cualquier vehículo a motor por las áreas de esparcimiento, acampar, encender fuego fuera de las barbacoas y hacer uso de barbacoas portátiles, transitar con perros sin sujeción o hacer uso de los juegos infantiles las personas mayores de 14 años.

Desde el Ayuntamiento se hace hincapié en hacer un uso cívico de los diferentes parques del municipio ya que, además del de Atxuriaga, Galdames cuenta con otra área de esparcimiento en Aguas Juntas. Ésta, de titularidad municipal, tiene prohibido realizar cualquier tipo de barbacoa en el lugar, ya sean las instaladas en el parque como las portátiles.

Con estas medidas el consistorio encartado pretende paliar los incidentes que el pasado fin de semana se produjeron en Galdames y, en concreto, en el barrio de La Aceña, por la excesiva afluencia de personas y grupos que acudieron a estas áreas de esparcimiento.

Tal y como afirma la alcaldesa Raquel Larruskain, “somos conscientes de que tan sólo una mínima parte de las personas que se acercaron a Galdames el pasado fin de semana generaron problemas de convivencia con los vecinos pero como Ayuntamiento debemos primar la seguridad de quienes residen en el barrio de La Aceña. No debemos olvidar que nos encontramos en un estado de alarma y en plena crisis sanitaria y el pasado sábado nos vimos desbordados por los problemas de tráfico que generó la masiva llegada de personas al parque, por el comportamiento incívico de algunas de ellas que dejaron el lugar en malas condiciones y por los enfrentamientos que hubo con algunos vecinos y vecinas que tuvieron que soportar una falta de respeto en su propia casa. Somos un municipio de poco más de 800 habitantes sin policía municipal y esto dificulta el control de situaciones como éstas. Ayuntamiento y vecinos/as estamos encantados de poder recibir a gente que nos visite y que disfrute de Galdames pero no en estas condiciones por lo que mientras dure el estado de alarma hemos decidido cerrar la plaza del barrio de La Aceña. Aun así, hay que destacar que el parque permanece abierto para quienes quieran venir respetando siempre las medidas establecidas por la Diputación.